13

4 errores que cometemos con el maquillaje

Cosas que nunca debemos hacer con nuestro maquillaje
13
Cosas que nunca debemos hacer con nuestro maquillaje
POR: Última actualización:

El maquillaje es una herramienta básica para resaltar nuestra belleza, pero puede convertirse en un defecto si no cuidamos la manera en que lo hacemos. Hay muchos trucos para sacar el mejor provecho de él, y también hay ciertas cosas que debemos evitar para no convertirlo en nuestro peor enemigo.


Aquí te dejamos los 4 errores más comunes que cometemos cuando nos maquillamos. Una vez conociéndolos, será más fácil dejar de cometerlos.


Irnos a la cama maquilladas


No desmaquillarnos es el peor de los hábitos, y uno de los errores más comunes. Dormir maquilladas significa llevar a la cama todas las impurezas que se han acumulado durante el día, además de una mezcla de los productos que utilizamos con la contaminación del día a día.


Este hábito obstruye tus poros causando los desagradables puntos negros, además, puede irritar tus ojos. Si te da flojera desmaquillarte por las noches, te sugerimos comprar toallitas desmaquillantes y usarlas antes de dormir, son mucho más sencillas de utilizar que los desmaquillantes líquidos.

 

Guardar el maquillaje en el baño


Si colocas tus productos de maquillaje en el baño, corres el riesgo de que los productos caduquen antes de tiempo y que las bacterias lo infecten.


El baño es un ambiente húmedo, así que mantén todos tus productos de maquillaje en tu habitación o en cualquier ambiente fresco y seco. Para los esmaltes de uñas te recomendamos el refrigerador, evitarás que se sequen y espesen.

 

No limpiar las brochas y pinceles de maquillaje


Limpia todas tus herramientas de maquillaje cada 2 semanas, sobre todo las brochas que utilizas para aplicarte la base y/o blush.


Los maquillistas profesionales limpian todos los días sus brochas y pinceles. Así, evitas la formación de bacterias y alargas la vida de tus instrumentos.


¿El maquillaje caduca?


No todos los productos de maquillaje caducan. Algunos se oxidan con el tiempo, y cambian de color. Si notas esto en uno, tíralo a la basura.


El rímel debes cambiarlo cada 6 meses como máximo, lo ideal sería cambiarlo cada 3. En los envases puedes encontrar cuánto tiempo dura una vez abierto, pues si ya caducaron pueden causarte reacciones alérgicas en la piel.

 

maquillaje_sombras_brillo.jpg
 

13
¿Qué piensas?
No te pierdas