12

8 tips para no subir de peso en la universidad

Evita que el cambio de hábitos afecte tu dieta y tu estilo de vida
12
Evita que el cambio de hábitos afecte tu dieta y tu estilo de vida
POR: Última actualización:

Empezar una etapa diferente de tu vida escolar implica cambios radicales en tu estilo de vida, sobre todo cuando vas a iniciar la universidad. Y más aún cuando te mudas de ciudad.


Ser estudiante universitaria implica muchas 2 cosas importantes: estrés y fiestas. Durante 4 años vivirás estresada con exámenes, clases, presentaciones y proyectos, y durante 4 años vivirás de fiesta de martes a domingo.


En ActitudFEM queremos evitar que este cambio de vida te afecte, así que te dejamos los siguientes tips para que no subas de peso durante tus años universitarios:


1. Desayuna


El desayuno será el alimento que más fácil dejes de lado. Si tienes clases a las 7 a.m. y te dormiste a las 4, lo más probable es que no te dé tiempo de desayunar. No tenemos que recordarte los beneficios del desayuno porque estamos seguras de que los has escuchado de sobra, pero sí vamos a insistir en que pase lo que pase, sin importar a qué hora te duermas y a qué hora tengas que estar en el salón, ¡come! Aunque sea una rebanada de pan con jamón de pavo, si no tienes tiempo de cocinarte un buen desayuno, asegúrate de tener siempre pan tostado y jamón para hacerte un sándwich en 2 minutos.


2. Haz un súper inteligente


Sabemos que manejar tus finanzas en los años universitarios es todo un reto, pero una de las mejores formas de hacerlo es realizando un súper inteligente. Cada vez que vayas de compras has una lista y compra únicamente lo que viene ahí. En la lista incluye cosas que puedas preparar fácilmente y que te saquen de apuros sin tener que recurrir a la comida chatarra: latas de atún, verduras congeladas, sándwiches, cereal, barritas, etc. Compra cosas que te puedas llevar en la mochila para desayunar, comer o cenar en caso de que no tengas tiempo de volver a casa. También planea tus snacks, las barritas y las frutas que no tengas que partir son la mejor opción.


3. Carga con manzanas


Pensando en esto, intenta tener siempre una manzana, una naranja o una pera en tu mochila. Si sientes ansiedad o si se acerca la hora de la comida y no tienes tiempo de comer bien, es preferible que te comas una fruta que una quesadilla de la esquina.


4. Endulzante light


En la Universidad todos toman café. Si no tomabas vas a agarrar el hábito, si ya tomabas desde antes vas a duplicar el consumo, es parte de las mañanas universitarias. Lo ideal sería que tomaras tu café sin azúcar, y que intentaras moderar el consumo. Si esto no es posible, asegúrate de traer en tu bolsa sobrecitos de endulzante light, por si no hay en la cafetería de la escuela.


5. Evita las maquinitas de comida


Si llevas horas en la biblioteca y no ves en qué momento puedas regresar a casa para comer, lo más fácil es acercarte a una de las maquinas que tienen comida. ¡Mala idea! En estas maquinitas se concentran miles de calorías esperando a que estudiantes hambrientos como tú se acerquen. Créenos, las barritas de fibra son lo primero que se acaba, así que terminarás con un paquete de galletas en tus manos. Evita estas máquinas, y mejor baja a la cafetería. Te tomará 10 minutos más pero te ahorrarás un promedio de 300 calorías por snack.


6. Duerme siesta


La fiesta nunca termina cuando estás en la Universidad, el problema es que la falta de sueño contribuye al aumento de peso. No queremos que te pierdas ni un solo evento, así que para recuperar el sueño perdido te sugerimos que duermas siesta todos los días. Con 20 minutos de reposo será suficiente para que puedas seguir estudiando, y claro, divirtiéndote.


7. Modera los vicios


Si fumabas antes de entrar a la universidad, lo vas a hacer al doble. Y si no fumabas, es muy posible que empieces con este vicio. Nuestra sugerencia es que te alejes lo más posible del cigarro pero si éste te persigue demasiado sólo intenta controlar la cantidad de cigarros que te fumas. Ponte días u horas, es mejor ser fumadora social que fumadora por vicio. Pasa lo mismo que con el café y con el alcohol, intenta moderar su consumo para que no te afecten tanto.


8. Cuida lo que tomas


La fiesta implica alcohol, y si vas a salir de martes a domingo necesitas moderar lo que tomas o te vas a convertir en una pelotita rodante llena de cerveza. Si vas a salir de fiesta con tus amigos intenta, en la medida de lo posible, tomar bebidas bajas en calorías, y combinar el licor con pura agua mineral. Evita la cerveza que es lo más calórico, y trata de tomar licores como whisky o tequila.

12
¿Qué piensas? Comparte tu opinión

No te pierdas

Uñas de verano

Manicures que irían perfecto con tu traje de baño