11

Las mujeres de trasero grande viven más

Estudio revela grandes descubrimientos
11
Estudio revela grandes descubrimientos
POR: Última actualización:
Susana Miyar

Susana Miyar | editor

Editora de ActitudFEM, surfista profesional (del Internet) y cocinera de closet. Especialista en datos curiosos, zombies y cultura pop.

La grasa se nos acumula en diferentes partes del cuerpo. Algunas cargamos los kilitos de más en el abdomen, otras en las piernas y algunas más parecemos tenerlos todos en los cachetes.

 

Científicos de la universidad de Oxford han estado estudiando la grasa que se acumula en la parte baja del cuerpo y comparándola con la abdominal, y descubrieron que aquella que se almacena en las piernas, caderas y trasero produce hormonas que ayudan a prevenir la diabetes.

Esto ocurre en los cuerpos que llamamos “figura de pera” donde el abdomen tiende a ser plano y más angosto que las caderas.

 

La pancita o grasa abdominal es lo que los científicos llaman tejido metabólicamente activo, lo cual quiere decir que guarda los ácidos grasos de los alimentos muy fácilmente y los suelta al momento de ejercitarnos, mientras que la grasa femoral guarda los ácidos grasos por más tiempo.

Podríamos pensar que la grasa de las piernas es entonces peor para nosotras, pero en realidad la grasa que ahí se almacena produce hormonas muy benéficas que ayudan a metabolizar azúcares y grasas de una mejor manera. Esto a diferencia de la grasa abdominal que secreta hormonas que tienen el efecto contrario.

 

Pero esto no quiere decir que te estemos dando licencia para comer. Es un factor que se determina por genética y por el momento no puede ser alterado por nuestros hábitos alimenticios.

Así que ahora ya sabes, si siempre te has quejado de tus caderas es posible que estas te salven de enfermedades serias. ¡Disfrútalas!

11
¿Qué piensas?
Lo que pasa en la Red
No te pierdas