2

Anna Bolena: auténtica y vulnerable

La única responsabilidad en la vida es ser feliz
2
La única responsabilidad en la vida es ser feliz
POR: Última actualización:
Cintia Mayol

Cintia Mayol | colaborador

Ama las películas de acción y no cree en el príncipe azul.

Descubrí a Anna Bolena Meléndez desde hace 2 años  en una columna del periódico Excélsior  y lo que más me gusta al leerla es esa sensación que hay detrás de sus letras de una mujer sin ataduras, ni tabús y mucho menos con limitaciones ideológicas. Incluso podría decir que ella me remite a un ejemplo de mujer moderna del siglo XXI, liberal e independiente,  y eso no significa que sea una chica de moral distraída, envido la facilidad que tiene para hablar de cualquier tema, desde la masturbación femenina hasta problemas ecológicos.

 

A Ana le ofrecieron una columna urbana que hablara de la ciudad y para ella resultaba un reto, pero como dicen en su casa “Si te piden hacer huevos de oro, hay que hacerlos”, aunque tenía la idea de lograr una columna estilo Carrie Bradshaw en Sex and the City por lo pronto inició escribiendo sobre la ciudad.  Después continuó con su necedad de crear un espacio a las mujeres  sin buscar ser feminista y en cuanto pudo escribió sobre la masturbación femenina ¿a quién se le ocurre semejante atrevimiento?  A ella, y la reacción fue negativa y positiva, ya que no faltaron los señores que protestaron, pero también se hicieron notar aquellas personas a quienes les agradaba que hablaran de temas que a todas nos interesa y que por miedo no decimos. Ahí comenzaba una nueva etapa en la vida de Ana, escribir para las mujeres, pero siendo inclusiva con los hombres.

 

A.F.: ¿Te consideras una persona feminista?

 

No, creo que es tan malo como el machismo. Yo creo en la feminidad y en que tanto hombres como mujeres nos complementamos. Creo en el equilibrio.

 

Desafortunadamente nuestro género ha pasado por varios cambios a través de la historia, primero había mujeres que eran adoradas como diosas por los hombres, exaltando su belleza y su fertilidad, entonces es complicado saber en qué momento todo fue al revés. Los hombres tomaron las riendas y nosotros poco a  poco hemos comenzado a saltar, queremos votar, opinar, de alguna manera retomar lo que perdimos, sin embargo aún no estamos en equilibrio existe mucho machismo.

 

A.F.: ¿El éxito profesional está peleado con el éxito de ser mujer?

 

Una carrera no se opone a encontrar el amor. De pronto nos vamos al lado oscuro y extremista y la verdad tenemos que aceptar que tenemos vulnerabilidad, no necesitamos a los hombres pero podemos complementarnos.

 

A.F.: ¿Cuáles son 3 lecciones que hayas aprendido sobre el amor?

 

  • 1. No hay que luchar contra la corriente, las cosas fluyen y hay que dejarlas porque a veces no nos damos cuenta de que nos estamos aferrando. Yo me he obsesionado, he llorado pero he entendido que es mejor que todo fluya, ahora sólo me concentro en hacerlo feliz y dejo que me haga feliz, hay casa que simplemente no vale la pena discutir una y otra vez.

 

  • 2. Tiene que existir una afinidad a la personalidad, mi esposo es escritor y nos entendemos mutuamente. Lo importante es que te des cuenta que tu pareja y tú hablan el mismo idioma, no quiere decir que ambos tengan la misma profesión o se dedique a lo mismo, simplemente que sean cómplices.

 

  • 3. Tiene que haber un gran respeto a las personas y las voluntades de cada uno. Se debe tener en claro que tu pareja es un ser individual a ti. Él tiene lo suyo y el algunas ocasiones tú no estarás incluida y viceversa, pero no significa que no haya amor.

 

 

A.F.: ¿En qué sí se vale ceder como mujer?

 

Todas las relaciones son diferentes. Tú tienes que sentirte bien con las decisiones que tomas y ser auténtica, me refiero a que necesitas conocerte, pero no sé qué se necesita, si la experiencia o los años. Lo importante es que no puedes ir en contra de tu tabla de valores. A la sociedad siempre le vas a fallar y la verdad es que todas criticamos, así como enjuiciamos a otras mujeres nos enjuiciamos a nosotras mismas y nos decimos ¿yo cómo fui a caer en esto?, somos muy duras y sólo se trata de vivir auténticas. Por ejemplo eso que dicen “Hay que ser difíciles con los hombres”, si para ti no funciona, está bien acuéstate con quien quieras y las veces que quieras pero no te falles a ti misma.

 

Todos tenemos secretos, cosas que nos avergüenzan y que no se lo decimos ni a nuestra mejor amiga, nos da pena contarlas porque nos fallamos a nosotras mismas.

 

A.F.: ¿Cuál es la frase con la que te riges en la vida?

 

“Tu única responsabilidad en la vida es ser feliz”.

 

A.F.:¿Cómo superas las críticas que hacen en tu columna?

 

Hay dos tipos de crítica: la constructiva y la que no aporta nada. Yo siempre contesto todos los mails que mandan, contesto los twitts también porque respeto el tiempo que se toma la gente. La crítica constructiva proviene de las personas a quienes les gusta tu trabajo o lo admiran, yo pienso eso. Pero a veces la crítica viene de las vísceras y sólo lo hacen porque sí, es decir, hay gente que critica por criticar. A veces se toman las cosas muy personales y no se debe perder el tiempo en ello.

 

Tuve algún lector “Juanito” que siempre todos los días a las 8am tenía una crítica hacia mi columna, era duro, grosero, creaba polémica, incluso un día tuve 3 página de Juan alegándome, finalmente siempre estaba al pendiente de mi trabajo.

 

A.F.: ¿Qué es para ti vivir con actitud?

 

Soy intensa, positiva, creo que la vida es un resultado de la actitud que le imprimes, la vida se afronta; si vas quejándote todo el tiempo, la vida simplemente te sale mal.

 

Ana lleva 4 años colaborando con una columna que conecta a las mujeres con sus debilidades, fortalezas, y vulnerabilidades, sólo se atrevió a ser una mujer con actitud.

 

Si quieres leerla la encuentras aquí:

 

www.taconesycorbatas.com/
www.alasdeorquidea.com
www.twitter.com/alasdeorquidea
www.facebook.com/alasdeorquidea

2
¿Qué piensas?
Lo que pasa en la Red
No te pierdas