1

Juegos de carretera

Entretén a tus hijos durante el viaje
1
Entretén a tus hijos durante el viaje
POR: Última actualización:
Susana Miyar

SUSANA MIYAR | EDITOR

 

Viajar en auto con niños pequeños puede ser toda una aventura. Tal vez tengas algunas horas de paz si el movimiento del auto los arrulla, pero lo más probable es que debas pensar en alguna actividad para entretenerlos.

 

Si no eres fan de las televisiones portátiles te recomendamos algunos juegos para convivir en familia, divertirse y hacer del viaje algo más placentero.

1. El juego de contar

 

Escoge algo para contar que sepas que verás en tu camino. Pueden ser vacas, burros, algún tipo de letrero o carros de un color específico. La forma más fácil de jugar es con vacas.

 

Los jugadores que van sentados del lado derecho del coche son un equipo, y los del izquierdo otro. Cada equipo debe contar las vacas que encuentren en su lado del carro. Cada vez que pasen por un cementerio (o una cruz, o algún tipo de estructura de tu elección) deberán volver a empezar el conteo.

Gana el equipo que cuente más vacas.

 

2. Geografía

Un juego perfecto para niños de primaria.

 

Comienza con el nombre de una ciudad, país o estado (como Guadalajara, por ejemplo) y alguien debe pensar en otro lugar cuyo nombre comience con la última letra del anterior (como Ámsterdam). El juego puede durar horas y es muy educativo para los pequeños.

Puedes aumentar el nivel de dificultad haciéndolo específicamente de un país o continente.

 

3. Las placas

 

El propósito de este juego es identificar de qué estados son las placas de los otros carros. El que identifique más placas, gana.

4. 20 preguntas

 

Uno de los jugadores piensa en un objeto y el resto de los niños tienen 20 preguntas para adivinar cuál es. Las preguntas sólo pueden ser respondidas con sí o no por ejemplo, si estás pensando en una hamburguesa te pueden hacer preguntas como si es suave, comestible o si se come con las manos.

 

 

El que adivine, piensa en el siguiente objeto.

5. Pares y nones

 

Es más o menos como jugar piedra, papel o tijeras. Se juega con dos personas, un jugador es par y otro non. Los niños golpean su puño derecho contra la palma de su mano izquierda tres veces y luego levantan de 1 a 4 dedos. Deben sumar los dedos levantados y, dependiendo si el resultado es par o non, se determina al ganador.

 

1
¿Qué piensas? Comparte tu opinión

No te pierdas