¿Estrés en la oficina?

POR:
Actividades que te ayudarán a combatirlo con mucha actitud
Tamaño de texto A+ A-

¿Estrés en la oficina?

Hoy en día el estrés es un común denominador de la mayoría de las ocupaciones. Sin importar el salario, género, campo de trabajo o experiencia, puede anular tu productividad y afectar severamente tu salud mental y emocional.


Para manejarlo de manera efectiva es importante comenzar por reconocer los síntomas, entre los que puedes encontrar: problemas para concentrarte, dolor de cabeza, ansiedad, apatía, tensión muscular, irritaciones en la piel, problemas estomacales, pérdida del apetito sexual y fatiga.

 

Una vez detectados los síntomas, el paso siguiente es recuperar el control de tu cuerpo y mente. Cada una de las siguientes prácticas te librarán, física y psicológicamente, del estrés. Es importante que busques una actividad que se acomode a tu tiempo, gusto, y personalidad, de lo contrario el efecto será negativo.

 

Acupuntura

 

El estrés causa tensión en tu cuerpo, lo que bloquea el flujo de energía a través del mismo. Durante de las sesiones de acupuntura, pequeñas agujas se pondrán justo en la superficie de tu piel, estimulando puntos específicos en el cuerpo que relaja los nudos de tensión.

 

135727567.jpg

 

Hacer de esta práctica algo regular, tendrá como resultado la eliminación del estrés, ansiedad, presión alta, y músculos tensos.

 

Ejercicio

 

Así como la acupuntura, el ejercicio produce endorfinas en tu cuerpo, que son los químicos cerebrales que responsables de la euforia. La actividad física regular también es capaz de distraerte y capacitarte para que en el futuro, tengas la habilidad de manejar adecuadamente el estrés, así como los efectos que llega a tener en el cuerpo.

 

135568232.jpg

 

Caminar, trotar, andar en bicicleta o hasta pasear a tu perro, son maneras sencillas y económicas de comenzar a ejercitarte. Puedes buscar clases específicas de algo que se adapten completamente a ti, como baile de salón, jazz, pilates, spinning, kick boxing, entre muchas otras opciones.

 

Masaje

 

Los masajes inducen cambios químicos que reducen el dolor y el estrés en el cuerpo. Cuando estamos bajo mucha presión, nuestro cuerpo produce una hormona llamada cortisol, que mata una importante cantidad de células esenciales para protegernos contra enfermedades de todo tipo.

 

131392919.jpg

 

Estudios sobre el nivel de cortisol en pacientes, antes y después de un masaje, encontraron un descenso dramático de la hormona. Aprovecha un fin de semana y consiéntete con un masaje que no sólo te relaje sino que también haga maravillas por tu piel.

 

Yoga

 

El yoga combina una serie de movimientos lentos y estáticos que benefician la manera en respiramos. La mayoría de las clases de yoga terminan con una pose de relajación, pero ciertas formas de la disciplina hacen hincapié en los ejercicios de respiración junto con estiramientos lentos; ambos buscan provocan la liberación del estrés contenido.

 

136203804.jpg

Otros de los beneficios que tiene el yoga son: flexibilidad, fuerza, balance y energía.

 

Reiki


El reiki es un tipo de sanación espiritual de origen japonés. Una persona que práctica reiki, usa un toque gentil, para facilitar el flujo de energía a través del cuerpo, pero a diferencia de los masajes, no involucra contacto físico excesivo. Esta práctica ayuda a aliviar el estrés, calmar la ansiedad, y fomenta el crecimiento de un ambiente de sanación física, mental, y emocional.

 

120081271.jpg

 

No olvides que el estrés es una parte normal de la vida laboral, pero recuerda que pequeños cambios en tu forma de vida, como planear días más balanceados, tomar pequeños descansos y decidirte a invertir tiempo en cosas como las anteriores, asegurará que no se meta con tu desempeño en el trabajo y te quite del placer de triunfar en tu vida laboral.

 

Comunicóloga por la Ibero. Disfruta de su soledad pero aprecia la buena compañía. Su perro se llama bolillo, y le encanta ser una pueblerina en la ciudad. 

Siguel@ en: @lordelay