8

Tips para tener mejor sexo solita

Cómo disfrutar más de tu cuerpo POR:
Última actualización:
Susana Miyar

Susana Miyar | editor

Editora de ActitudFEM, surfista profesional (del Internet) y cocinera de closet. Especialista en datos curiosos, zombies y cultura pop.

Todas necesitamos de vez en cuando un momento para estar solas, ya sea que nadie te esté tocando la puerta del baño gritando “mamá” o que tu roomie salga de la ciudad un fin de semana, dándote la oportunidad de leer un buen libro en la sala. Pero a veces es bueno tener momentos de soledad más privados en los que podamos concentrarnos en nuestro propio placer y conocernos mejor.

 

Si te encuentras a ti misma con un poquito de tiempo libre sigue estos consejos para tener un orgasmo mágico bajo tus propios términos.

 

1. Prepara el terreno

 

No está padre tener intimidad contigo mismo a la carrera. Aunque ciertamente es posible robarte unos minutos para ti a cualquier hora del día, te ayuda a entrar en el mood preparar ese momento. Si sabes que tus hijos estarán fuera de la casa por dos horas esta tarde o tu roomie va al cine y tardará al menos dos horas, es el momento perfecto para planear tu tiempo a solas.

 

2. No escatimes en lubricante

 

Estos tubitos de la felicidad no son sólo para cuando estás acompañada. Todo resbala mejor con un poco de ayuda, y la sensación de explorarte puede ser mucho más placentera con este empujoncito. Lo puedes comprar en cualquier farmacia, sólo busca uno que sea a base de agua.

 

3. Todo se trata del clítoris

 

La mayoría de las mujeres llegamos al orgasmo por medio de la estimulación del clítoris, y aunque tener sexo con tu pareja es placentero por muchas razones más que sólo este estímulo, tu momento a solas es perfecto para concentrarte de lleno en este pequeño punto de tu cuerpo.

 

4. Apóyate de juguetes

 

Quítate la pena y ve a comprar un pequeño vibrador que te ayude a llegar al orgasmo cuando estés sola. Los hay de todos tamaños, colores y texturas, pero no necesitas más que uno pequeñito para empezar. Úsalo para estimular tu clítoris o compra uno un poco más largo y dedícate a encontrar el escondido punto G. No tiene que ser una de estas cosas monstruosas en forma de penes llenos de venas, hay diseños delicados y lisos con divertidos colores que te pueden facilitar la experiencia.

 

¿Tienes algún otro consejo para estos momentos de intimidad? ¡Compártelo con nosotras!

¿Qué piensas?
Videos recomendados
Lo que pasa en la Red