4

Objetos extraños que los ginecólogos encuentran en la vagina

Para algunas mujeres es toda una cueva POR:
Última actualización:
Susana Miyar

Susana Miyar | editor

Editora de ActitudFEM, surfista profesional (del Internet) y cocinera de closet. Especialista en datos curiosos, zombies y cultura pop.

La vagina es un lugar en el que sólo deberían entrar tres cosas: penes, dedos y tampones. Pero como en todas las profesiones, los ginecólogos de vez en cuando se topan con algo tan extraño que vale la pena platicarlo.

 

La vagina es una cavidad que cuando está vacía se colapsa (como un calcetín). Mide entre 8 y 11 centímetros, pero puede dilatarse muchísimo.

 

Esta es una lista de objetos que los ginecólogos han encontrado en las vaginas de sus pacientes durante un chequeo. Unos suenan algo lógicos (dónde quedó el condón) pero otros realmente te sorprenderán.

 

1. Condones

 

A muchas parejas les pasa que después de una noche de sexo loco el condón mágicamente se desaparece. El primer paso siempre es buscarlo entre las sábanas, pero si no lo encuentras es posible que lo tengas dentro de ti. Pídele a tu pareja que lo busque con sus dedos (y corre por una pastilla del día siguiente).

 

2. Tampones

 

No, los hilos de los tampones no se rompen, los tampones no se atoran, es rarísimo que te lo pongas y no te lo puedas quitar nada más porque si. Usualmente, cuando un ginecólogo encuentra un tampón adentro de su paciente es porque ella se puso uno sin acordarse de sacar el otro y lo empujó muy atrás, o porque hay mujeres que se los ponen antes de tener sexo para “no ensuciar” y el movimiento esconde el hilo.

 

Esto es mala idea (mala, mala, mala), pero si te llegara a pasar lo puedes sacar con tus dedos o acudir a un médico para que te ayude. No trates de sacarlo con nada más (¡aléjate de las pinzas!).

 

3. Pedazos de juguetes

 

No nos referimos a carritos de juguete envueltos en condones (this is Jackaaaass…) sino a anillos vibradores, bolas chinas y otro sinfín de juguetes sexuales que pueden perder una pieza pequeña o quedarse atorados en la vagina. Ve con tu ginecólogo, seguramente ya ha visto algo similar.

 

4. La papa

 

Aquí es donde comienza lo raro. Web MD reportó el caso de una paciente que llegó a un chequeo porque le estaban saliendo ramas de la vagina. Cuando la revisto, ¡sorpresa! ¡Le estaban saliendo ramas de la vagina! Las plantas venían de una papa que estaba atorada adentro. La paciente aseguró que su madre le había dicho que se la metiera para prevenir embarazos. Hemos escuchado varias historias de casos similares y por distintas razones, así es que investigaremos un poco más acerca de las culturas que practican este peligroso método (esperen nuestra nota con los resultados más adelante).

 

5. Ajo

 

Existe información en Internet que indica que el ajo se puede utilizar para tratar infecciones vaginales (para nada lo recomendamos, ¡visita a tu ginecólogo!). Tal vez sea por eso que doctores han reportado descubrimientos de pedazos de ajo dentro de las vaginas de sus pacientes.

 

6. Una fresa

 

Cosmopolitan publicó el caso de una chica que perdió una fresa por ahí mientras jugaba con su novio. Tuvo el detalle (y el buen humor) de mandarle a su ginecóloga una caja de fresas cubiertas de chocolate después de la extracción.

 

7. Un celular

 

Este no lo descubrió un ginecólogo, pero no podemos evitar mencionarlo. Una mujer de Rumania robó un celular y lo escondió en su vagina. El problema (bueno, uno de sus problemas) fue que no se le ocurrió apagarlo primero. Cuando el celular sonó la policía, después de una confusa búsqueda, dio con su paradero. El dueño del celular decidió que ya no lo quería de regreso (nosotras hubiéramos hecho lo mismo). 

 

8. Uñas falsas

 

Esto no necesita explicación.

 

9. Bichos

 

¡Gusanos! ¡Larvas! No vamos a hablar más del tema. Si sientes que algo se mueve dentro de ti (y no estás embarazada) visita a tu ginecólogo.

 

10. Monedas

 

Aparentemente algunos doctores han encontrado monedas pequeñas en la vagina (probablemente también objetos pequeños como canicas). No sabemos exactamente por qué alguien metería una moneda ahí, pero algunos tienen la teoría de que estos objetos pueden estar en la vagina desde la infancia.

 

¿Conoces una historia similar?

¿Qué piensas?
Videos recomendados
Lo que pasa en la Red