9

Qué hacer y qué no durante el sexo

Una guía para pasarle a tu chico POR:
Última actualización:
Susana Miyar

Susana Miyar | editor

Editora de ActitudFEM, surfista profesional (del Internet) y cocinera de closet. Especialista en datos curiosos, zombies y cultura pop.

El sexo es cuestión de gustos y el gusto se rompe en géneros, pero hay algunos movimientos, comentarios o situaciones que los chicos tienden a pensar que nos encantan cuando en realidad… podrían ser mejores.

 

Para ayudarte a darle una guía de qué hacer y qué no a tu pareja te dejamos este listado. ¡Compártelo con quien lo necesite!

 

Arrancarte la ropa como cavernícola

 

Lo que no

 

No nos desvistan como si estuvieran sacudiendo tapetes. Lo más probable es que los skinny jeans se atoren en los tobillos y por más que pujen y jalen no van a salir tan fácil. Esta idea que nos dan las películas de que la ropa se arranca es casi siempre falsa. Es bueno mostrar entusiasmo, pero echarle cabeza a la desvestida nunca está de más.

 

Lo que sí

 

Si la pasión te llama y no pueden esperar un segundo más para tenernos, ¡que no se esperen! No es necesario quitar toda la ropa para tener sexo de hecho, hacer la ropa interior a un lado en lugar de quitarla por completo puede ser muy excitante. Incluso con los pantalones a la rodilla hay tantas cosas que puede uno hacer…

 

Hablar durante el sexo

 

Lo que no

 

Ni pláticas mundanas ni exceso de “sex talk”. Que nos pidan que pasemos a la tintorería mientras tenemos sexo mata el mood, pero también lo hace que nos gruñan en el oído como leones y que nos digan que nos quieren… bueno. Un “pet peeve” de esta editora es el sonido de suadero en el comal que hacen algunos hombres “tssss aaay, tssss aaay” pero habrá quien lo encuentre agradable…

 

Lo que sí

 

Decirnos lo que les gusta, lo que quieren o lo que van a hacer (mientras no sea excesivamente sucio) es sexy. Este es probablemente el punto más subjetivo, pues habrá quien sí disfrute de las descripciones muy gráficas. Nosotras sentimos que hay una línea entre lo sexy y el guión porno.

 

Meterte en donde no te invitan

 

Lo que no

 

Intentar el sexo anal sin preguntar es un NO. No con su pene, no con un dedo, no. Hay muchas mujeres que disfrutan del sexo anal y otras que tienen curiosidad de intentarlo, pero llegar sin preguntar es un no.

 

Lo que sí

 

Pedir permiso antes de pedir perdón. Si es algo que quieren probar, ¡discútanlo con su pareja! Ellas los pueden sorprender.

 

Las nalgadas

 

Lo que no

 

Pegarnos como si fuera una chica malcriada no está padre (bueno, no para todas). Sí leímos 50 Sombras de Grey, sí estamos perdidamente enamoradas de Christian, pero no, no necesariamente queremos replicarlo en la cama con ustedes. Aunque nos intrigue la idea del sadomasoquismo no todas estamos preparadas para probarlo, y no a todas nos provoca placer el dolor. No saquen el látigo, no nos dejen el trasero colorado.

 

Lo que sí

 

Una ligera palmadita en el trasero que no duela pero nos recuerde que existen otras posibilidades en el mundo del sexo puede ser muy excitante. Básicamente queremos “jugar” a que “jugamos”. ¿Se entendió?

 

El kamasutra

 

Lo que no

 

Cambiar de posición cada 20 segundos, por más habilidosos que sean, estorba más de lo que ayuda. Necesitamos fricción constante para llegar al orgasmo y cada reacomodo implica volver a empezar la subidita. No que queramos vivir del misionero, pero hay que darle tiempo a la posición de que funcione.

 

Lo que sí

 

Probar un par de cosas diferentes al momento de tener sexo es más que aceptable, especialmente si ven que las cosas no están funcionando para ustedes o para nosotras. Cuando algo no se siente bien o creen que no van a alcanzar el orgasmo es mejor reacomodar que seguirle. Lo ideal es encontrar ese modo en el que ambos llegarán al pico y aprovecharlo.

 

Los pezones

 

Lo que no

 

No estamos amamantando. Succionar como si los quisieran arrancar está de más. Claro que disfrutamos de la estimulación pero, como todo en la vida, los excesos son malos. Si pareces tubo de aspiradora bájale dos rayitas a la intensidad.

 

Lo que sí

 

Acarícialos con los dedos y con la boca, bésalos y si el momento lo pide incluso muérdelos muy ligeramente (MUY ligeramente). Todo lo que pedimos es que recuerden que están pegados a nosotras.

 

El vampiraso

 

Lo que no

 

Si su chica no les ha dicho expresamente que le gustan los chupetones, ¡evítenlos! Nunca saben cuándo tenemos una junta importante o evento para el que debamos vernos elegantes. No somos vacas, no nos gusta que nos marquen.

 

Lo que sí

 

Los besos en el cuello pueden ser súper eróticos. Usar su lengua, soplar un poco, besar despacio…

 

¿Tienes alguna otra que agregar? ¡Compártela con nosotras!

¿Qué piensas?
Lo que pasa en la Red