3

¿De verdad sirve el toloache?

Descubre los efectos secundarios de esta planta para el amor...
3
Descubre los efectos secundarios de esta planta para el amor...
POR: Última actualización:
Laura Martínez Alarcón

Laura Martínez Alarcón | colaborador

Estudió periodismo y comunicación en la UNAM. Desde hace 6 años vive en Madrid y ha colaborado en distintos medios. Disfruta de las 3 Bs: buena lectura, buena comida y buenos amigos.

Síguela en Facebook y en el blog: andanzas-laureadas.blogspot.com.

¿Cuántas veces hemos oído la frase, “cuánto apuestas a que le dieron toloache”, en referencia a una persona muy enamorada? Seguro que muchas,  es más, sin duda nosotras mismas la hemos dicho.

Sin embargo, lejos de ser una planta mágica que nos ayuda a “enamorar” a esa persona que tanto deseamos, el toloache es una planta bastante tóxica.

 

Según el investigador Robert Bye, del Instituto de Biología de la UNAM, una infusión de toloache puede provocar daños neurológicos, pasajeros o permanentes, a quien lo ingiere. De hecho, no hay estudios serios que indiquen cuál sería la dosis segura para consumirlo, pero es muy peligroso, ya que técnicamente, “es un delirógeno, que causa alucinaciones incontrolables ¨.

 

 

Algunos efectos de la planta


El toloache, cuyo nombre científico es datura stramonium, produce desorientación, angustia, falta de concentración, pensamiento incoherente y la persona que lo ingiere no distingue entre la realidad y la fantasía. El efecto, si se llega a ciertas dosis, puede ser irreversible.

 

No por nada en algunas áreas remotas de México, las mujeres usan el toloache para inducir una especie de anestesia sin pérdida del conocimiento para aliviar los dolores de parto, ya que tiene propiedades antiespasmódicas.

Lejos está de ser una pócima para el amor

 

Federico Soto Gracia, especialista en narcodependencia, asegura que el abuso en el consumo del toloache puede producir cuadros de psicosis en los que se tienen alucinaciones visuales y auditivas, "creando imágenes persecutorias y terroríficas, que provocan que el individuo actúe en función de dichas alucinaciones, es decir, puede salir despavorido por una imagen o buscando un sonido, lo que genera un grave estado sicótico que puede durar hasta 72 horas, a diferencia de otros alucinógenos, como los hongos y el peyote, cuyos efectos más prolongados no superan 12 horas".

El toloache, además es adictivo como otras plantas y alucinógenos de su especia.

 

¿Amor o veneno?

 
 
Por su parte, Juan Núñez Farfán, investigador del Instituto de Ecología (IE) de la UNAM y especialista en el estudio evolutivo y genético de la planta, explica que por su alta toxicidad, es resistente al ataque de la mayoría de los herbívoros, y sólo un par de insectos "especialistas" se alimentan de las diversas especies de toloache en nuestro país.

 

Si nunca has estado en contacto con esta planta, es fácil identificarla ya que se caracteriza por un olor penetrante y desagradable y dada su alta toxicidad "no requiere de muchos cuidados para crecer, lo que facilita su propagación y continuidad en distintas poblaciones", asegura el experto.

 

te_toloache.jpg

 

Así que si alguna vez te dan "té para el amor", en realidad ten cuidado porque más que amor se trata de un acto de venganza pues en Europa medieval se utilizaba como veneno similar al arsénico.

 

El toloache tiene su historia

La palabra toloache viene del náhuatl toloatzin que significa "cabeza inclinada". Según Richard Heffern en su libro Secrets of the mind-altering plants of Mexico, los aztecas usaban esta planta para preparar una variedad de ungüentos y lociones de aplicación externa para cortadas, úlceras y heridas debido a sus propiedades anestésicas.

 

En la época colonial se le atribuyeron cualidades mágicas como rendidor de voluntades de enamorados por su componente (escopolamina) que provoca alucinaciones y confusión por horas. Al toloache se le ha relacionado con la idea de ser una planta "prohibida", vinculada con hechicerías, tanto en épocas prehispánicas como durante la Colonia, donde fue utilizada por la Santa Inquisición como método de tortura debido a sus características alucinógenas.

De acuerdo con Abigaíl Aguilar, etnobotánica del Herbolario del Instituto Mexicano del Seguro Social, fue precisamente su capacidad de ocasionar envenenamiento mortal lo que permitió que su uso fuera restringido a grupos de sacerdotes, curanderos o chamanes iniciados, que lo utilizan para obtener un diagnóstico preciso de sus pacientes.

 

 

Lamentablemente, su venta en México es común, advierte la experta, lo que la hace aún más peligrosa, ''ya que muchas personas se acercan a ella con la esperanza de resolver sus problemas amorosos y la realidad es que seguramente generarán una grave intoxicación que, en casos severos, puede ocasionar la muerte".
 

3
¿Qué piensas?

No te pierdas